Tierra - BeGrower
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



El sustrato de tierra es el más usado de lejos entre todos los tipos de sustratos disponibles en el mercado. En BeGrower queremos ponerte las cosas fáciles para que le saque el mayor partido a tu cultivo en tierra.


Leer Más

Tierra 

por página

El tipo de tierra es una elección que debemos tomar con cautela, en especial, si nuestro cultivo es de marihuana. Es recomendable usar una tierra que haya sido desarrollada especialmente para cultivo de cannabis, esto hará que la cosecha al finalizar todo el ciclo, sea muy superior que si hubiésemos utilizado una tierra de jardinería.

Los sustratos de tierra que tenemos en nuestro catálogo, están elaborados pensando en el cultivo de marihuana por lo que su composición y nivel estructural; Ph, nutrientes que contiene la tierra, aireación y drenaje están ajustados para obtener los mejores resultados posibles en cultivos de esta índole.

Una opción por la que optan muchos cultivadores es la de enriquecer la tierra del sustrato antes de su uso, con esto, conseguiremos reducir notablemente el aporte de abono líquido durante el tiempo que se desarrolle el cultivo, pudiendo darse el caso de no tener que utilizar nada si disponemos de una maceta de grandes dimensiones donde incorporamos un buen complemento para el sustrato. Estos enriquecedores de la tierra son abonos orgánicos y aportan un extra de alimento al suelo de las plantas.

Algunos ejemplos que se pueden utilizar para este propósito serían, Bio Super Mix de Plagron que contiene multitud de nutrientes esenciales, oligoelementos y beneficia la vida bacteriana del suelo. Nutrihemp, un abono elaborado con recursos naturales provenientes de algas y que es una gran fuente de nitrógeno y de aminoácidos, ayudará notablemente en el crecimiento de nuestras plantas. La mayoría de este tipo de abonos son de liberación paulatina en el suelo de las plantas y que irán suministrando a las plantas de todos el alimento que necesitan para su correcto desarrollo sin correr el riesgo de sobrefertilizar si nos pasamos un poco en el abonado líquido, algo que es muy común.

Si queremos mejorar la estructura del sustrato podemos añadir un 20% de la mezcla con fibra de coco y/o perlita en un 10% de la tierra que vayamos a utilizar. También se puede incorporar polímeros a la mezcla para garantizar una pequeña reserva de agua en el sustrato, reduciendo también la frecuencia de riego. Por último, las bolas de arcilla expandida no son un buen aliado en este tipo de sustrato porque reducen el volumen de tierra en la maceta y aumentan el Ph.

En la mayoría de las ocasiones, la oxigenación de las raíces, es el factor que limita los cultivos en tierra, si queremos evitar esto, no se debe prensar el sustrato al añadirlo a la maceta. Para ayudar en la oxigenación, se puede rascar un poco de la tierra que se encuentra en la superficie de la maceta antes de realizar el riego. Para asegurar una colonización total y completa de las raíces hasta llegar al exterior de la maceta, una técnica muy útil es cambiar de recipiente y transplantar las plantas a contenedores de mayor capacidad. Haciendo esto, conseguiremos que el sistema radicular viaje por todo el sustrato de forma más eficiente, la alimentación mejorará y el riego se producirá de forma más homogénea por todo el suelo.

En BeGrower, encontraras todo tipo de sustratos para cultivos en tierra y los complementos necesarios para garantizar una buena alimentación de nuestras plantas durante todo el cultivo y obtener así, grandes cosechas.