Sustratos - BeGrower
Categorías
Carrito: 0 producto Productos vacío

Ningún producto

A determinar Transporte
0,00€ Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra



El sustrato que elegimos es la base sobre la que cimentamos nuestro cultivo. El mercado ha mejorado mucho en los últimos años y encontramos opciones que se ajustan al método de cultivo desarrollado por cada Grower.


Leer Más

Sustratos 

  • Tierra

    El tipo de tierra es una elección que debemos tomar con cautela, en especial, si nuestro cultivo es de marihuana. Es recomendable usar una tierra que haya sido desarrollada especialmente para cultivo de cannabis, esto hará que la cosecha al finalizar todo el ciclo, sea muy superior que si hubiésemos utilizado una tierra de jardinería.

    Los sustratos de tierra que tenemos en nuestro catálogo, están elaborados pensando en el cultivo de marihuana por lo que su composición y nivel estructural; Ph, nutrientes que contiene la tierra, aireación y drenaje están ajustados para obtener los mejores resultados posibles en cultivos de esta índole.

    Una opción por la que optan muchos cultivadores es la de enriquecer la tierra del sustrato antes de su uso, con esto, conseguiremos reducir notablemente el aporte de abono líquido durante el tiempo que se desarrolle el cultivo, pudiendo darse el caso de no tener que utilizar nada si disponemos de una maceta de grandes dimensiones donde incorporamos un buen complemento para el sustrato. Estos enriquecedores de la tierra son abonos orgánicos y aportan un extra de alimento al suelo de las plantas.

    Algunos ejemplos que se pueden utilizar para este propósito serían, Bio Super Mix de Plagron que contiene multitud de nutrientes esenciales, oligoelementos y beneficia la vida bacteriana del suelo. Nutrihemp, un abono elaborado con recursos naturales provenientes de algas y que es una gran fuente de nitrógeno y de aminoácidos, ayudará notablemente en el crecimiento de nuestras plantas. La mayoría de este tipo de abonos son de liberación paulatina en el suelo de las plantas y que irán suministrando a las plantas de todos el alimento que necesitan para su correcto desarrollo sin correr el riesgo de sobrefertilizar si nos pasamos un poco en el abonado líquido, algo que es muy común.

    Si queremos mejorar la estructura del sustrato podemos añadir un 20% de la mezcla con fibra de coco y/o perlita en un 10% de la tierra que vayamos a utilizar. También se puede incorporar polímeros a la mezcla para garantizar una pequeña reserva de agua en el sustrato, reduciendo también la frecuencia de riego. Por último, las bolas de arcilla expandida no son un buen aliado en este tipo de sustrato porque reducen el volumen de tierra en la maceta y aumentan el Ph.

    En la mayoría de las ocasiones, la oxigenación de las raíces, es el factor que limita los cultivos en tierra, si queremos evitar esto, no se debe prensar el sustrato al añadirlo a la maceta. Para ayudar en la oxigenación, se puede rascar un poco de la tierra que se encuentra en la superficie de la maceta antes de realizar el riego. Para asegurar una colonización total y completa de las raíces hasta llegar al exterior de la maceta, una técnica muy útil es cambiar de recipiente y transplantar las plantas a contenedores de mayor capacidad. Haciendo esto, conseguiremos que el sistema radicular viaje por todo el sustrato de forma más eficiente, la alimentación mejorará y el riego se producirá de forma más homogénea por todo el suelo.

    En BeGrower, encontraras todo tipo de sustratos para cultivos en tierra y los complementos necesarios para garantizar una buena alimentación de nuestras plantas durante todo el cultivo y obtener así, grandes cosechas.

  • Coco

    Para poder asegurarnos unas cosechas a la altura de nuestras expectativas, es necesario conocer su estructura y características. Solo así, conseguiremos flores de calidad y con aromas muy potentes sin rastro de abonos o químicos en su sabor al fumarla.

    La fibra de coco procede de los frutos de los cocoteros y esto lo convierte en un producto natural. Tras el tratamiento que sufren los cocos para extraer sus fibras y residuos, se obtienen polvo y filamentos, la mezcla de estos dos compuestos es lo que produce el sustrato de coco que utilizamos en cultivos hidropónicos.

    La mayoría de cultivadores que se inician en el cultivo de marihuana presentan la misma duda, es mejor el sustrato de tierra o el sustrato de coco. Aunque ambas opciones son acertadas para según el medio, nosotros apostamos por el coco y os vamos a presentar nuestras razones.

    El coco es un sustrato inerte, esto quiere decir que no contiene nutrientes ni alimento para nuestras plantas en su composición, por lo que, tendremos que echar mano de abono y añadirlo al agua en el riego. Uno de los puntos fuertes del coco es su gran oxigenación, esto favorece notablemente al desarrollo del sistema radicular por todo el contenedor gracias a ser un medio bastante esponjoso. Otro de los puntos fuertes del coco es que en su composición contiene trichoderma. El trichoderma ayuda a proteger nuestra planta ante ataques de enfermedades como hongos o plagas, desarrolla el sistema inmunitario de la misma y fomenta la vida microbiana en el suelo, esto es fundamental para que se produzca una aceleración en los procesos metabólicos de las plantas y se alimenten mejor y en mayor cantidad.

    Con este cóctel de pros que nos aporta el coco, conseguiremos obtener un mayor crecimiento durante el estado vegetativo de las plantas, un mejor sistema radicular que se expandirá y alimentara con más ahínco y una protección extra ante los múltiples problemas que las enfermedades presentan en los cultivos.

    Para favorecer a complementar el sustrato de coco, podemos añadir perlita para tener una mayor oxigenación en el contenedor y arcilla expandida en el suelo de la maceta para conseguir un buen drenaje.

    Al tratarse de un sustrato inerte, tenemos que abonar con fertilizantes que aporten los nutrientes necesarios, es de vital importancia controlar los niveles de Ph y EC en el agua de riego. Si no prestamos atención a estos valores, podemos sobrefertilizar con facilidad nuestras plantas e incluso llegar al punto de arruinar el cultivo.

    El rango de Ph que se aconseja utilizar en coco va desde 5,5 hasta 6,3, en la fase de crecimiento nos iremos a las 5,8 y en la fase de floración lo adaptamos a 6. Es importante mantener estos niveles si queremos garantizar una buena asimilación de alimentos, ya que, el Ph es el rango que utilizamos para saber si el agua que contiene el riego es más ácida o más alcalina.

    Cuando hablamos de EC o electro conductividad, nos referimos a la cantidad de sales minerales o abono que hay en una disolución acuosa. Sabiendo esto, es recomendable dosificar la cantidad de fertilizante que agregamos al agua dependiendo de la fase en la que se encuentren las plantas. Es muy importante realizar un lavado de raíces cuando el nivel de EC llegue a los 2,5. En este punto, es necesario realizar un riego con el triple de la capacidad de agua que tiene la maceta y es muy recomendable añadir enzimas para ayudar en la labor de limpieza en las raíces. Este proceso hay que repetirlo las veces que sean necesarias, ya que de lo contrario, las plantas no se alimentarán bien debido a la gran cantidad de alimento que obstruye las raíces.

    Para finalizar, es fundamental la elección de abonos que vamos a utilizar en este tipo de sustrato. Los fertilizantes quelatados o desarrollados especialmente para coco son la mejor opción dentro del mercado. Gracias a su composición, se absorben mucho mejor y de manera más eficiente. Hay disponibles tanto abonos biológicos, como minerales. Los minerales, son los más usados en cultivos hidropónicos aunque desde BeGrower os animamos a probar gamas orgánicas con las que sacaras la misma producción pero dejando el sustrato de coco libre de rastros o sales.

    En BeGrower, encontraras múltiples marcas de sustratos para cultivos en coco y los complementos necesarios para garantizar una buena alimentación de nuestras plantas durante todo el cultivo y obtener así, grandes cosechas.

  • Complementos

    Desde los primeros días vegetativos, utilizaremos productos como Jiffy para dotar a nuestras plantas en la fase de germinación de un sustrato de fibra de coco con buena oxigenación para ayudarle a expandir su sistema radicular durante el comienzo de su vida.

    Para mejorar estos sustratos y antes de llenar las futuras macetas donde vivirán nuestras plantas durante el cultivo, disponemos de complementos como la perlita. Este complemento ayuda a oxigenar la tierra y mejora el drenaje, también es recomendable añadirlo al coco con una mezcla 80% coco y 20% perlita.

    La arcilla expandida sube el Ph del sustrato y nos asegura un buen drenaje del alimento sobrante que se encuentra en el suelo de las plantas, favoreciendo así la asimilación de nutrientes y evitando colapsos en las raíces.

    El Humus de lombriz aportará un extra de nitrógeno para garantizar un crecimiento notable de la planta durante su fase vegetativa y se añade a la mezcla del sustrato. Al ser un abono que se libera paulatinamente, no necesitaremos aportar casi ningún nutriente más durante ese periodo.

    Por último, tenemos complementos para la fase de esquejes y germinación como slabs de lana de roca o lana de roca por unidades. Este sustrato inerte, es vital para cultivos hidropónicos y ayuda al desarrollo del sistema radicular.

    Todos los componentes necesarios para el cultivo de marihuana los tenemos en BeGrower.

En primer lugar, dentro del mercado de sustratos podemos elegir entre; un sustrato de tierra, sustrato de coco e hidropónico

Sustrato de tierra:

Quizás es el más conocido por todos y el más usado hasta la fecha para los cultivos de exterior por facilitar mucho la labor de cultivo. Es muy cómodo de usar y ahorraremos mucho tiempo y dinero en la etapa de crecimiento, ya que apenas necesita riego con fertilizantes porque el sustrato de tierra contiene la mayoría de los nutrientes que necesitan nuestras plantas para un crecimiento y desarrollo notable. En el final del periodo vegetativo es recomendable el uso de abonos o fertilizantes que ayuden a continuar el desarrollo.

Cuando comienza la etapa de floración es aconsejable la utilización de abonos como PK (fertilizantes con alto contenido en Fósforo y Potasio) o otros suplementos. Gracias a la ayuda de este tipo de nutrientes conseguiremos unas flores (cogollos) abundantes y compactas. En BeGrower recomendamos una mezcla de sustrato con productos como la perlita, para tener un sustrato con una mayor oxigenación, y la arlita (arcilla expandida), un producto que nos ayudará a tener un buen drenaje para una correcta alimentación y eliminación de nutrientes y sales sobrantes.

Sustrato de coco:


Una de las opciones que recomendamos, sin ninguna duda, desde BeGrower. El sustrato de coco es inerte como tal y al no llevar la cantidad necesaria de nutrientes para un correcto crecimiento de cultivo, necesitaremos echar mano de una buena gama de fertilizantes que pueda suplir y aportar todo lo necesario para obtener el mejor cultivo posible.

Este tipo de cultivo con sustrato de coco, es muy popular, entre los cultivadores en interior. Desde BeGrower, os recomendamos fertilizantes orgánicos para este tipo de cultivo, ayudarán y potenciarán de una forma más que notoria el sabor final de la planta cuando llegue el momento de la cosecha. Como en el sustrato de tierra, es muy recomendable mezclar el sustrato de coco con perlita y arlita (arcilla expandida) y dotar a nuestras plantas de un buen drenaje y una buena oxigenación del sustrato, de esta forma conseguiremos un buen desarrollo radicular y vegetativo de nuestro cultivo.

Sustrato de hidropónico ­NFT ­Aeropónico:

El cultivo en hidropónico no es aconsejable para Growers que se estén iniciando o para cultivadores con poca experiencia sin medios o cultivos totalmente optimizados. En la hidroponía utilizaremos sustrato inerte como el coco, la lana de roca o la arlita (es arcilla expandida). De ahí que sea fundamental aportar los abonos con fertilizantes adecuados para que nuestro cultivo cuente con los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. El cultivo hidropónico también presenta sus ventajas respecto a los demás, tendremos unas plantas con un crecimiento exponencial y un desarrollo radicular digno de admirar. Gracias al gran crecimiento vegetativo lograremos unas grandes flores al finalizar la floración y los cuidados habrán merecido la pena.

Por otro lado encontraremos la misma solución de sustratos para el cultivo NFT o aeropónico, lana de roca o arlita es la opción más común entre los cultivadores. Este sistema solo se recomienda para cultivadores expertos, ya que necesitaremos unos conocimientos muy avanzados para el aporte de nutrientes y el correcto desarrollo del cultivo sin cometer fallos y sufrir excesos o carencias durante el mismo. En este sistema rociaremos sobre las raíces colgantes la combinación adecuada de fertilizantes que marque el fabricante para cada estadio de la planta.

Un aspecto muy importante en la selección del sustrato es el clima con el que contemos en nuestra localidad.

Por ejemplo, si nos encontramos en zonas con climas secos, un sustrato que puede adaptarse bien es el de la marca BioBizz. Este tipo de sustrato tiene una alta absorción de agua por lo que nos ayudará a mantener el sustrato más hidratado durante más tiempo. Si por el contrario, estamos en una zona con una humedad relativa notable, sería recomendable usar un sustrato de cultivo de la marca Canna Terra, puede ser el Canna Terra Professional o el Professional +. La diferencia principal entre ambos es la cantidad de nutrientes que traen cada uno, el Professional + trae abono suficiente para olvidarnos de abonar durante 30 días y si optamos por el Professional debemos ayudarle con alguna gama de fertilizantes.

Por último, si te encuentras en una zona con un clima intermedio, donde no predomina la humedad en exceso pero tampoco es un clima seco, puedes optar por un sustrato con retención de agua media. Atami o Cannabiogen, son elecciones perfectas para este tipo de climas y que nos ayudaran para obtener el mejor cultivo posible.

Desde BeGrower, te recomendamos leer con detenimiento el tipo de PH y EC que contienen nuestros sustratos antes de adquirirlo, como todos sus componentes. Algunas de las marcas de sustratos que encontrarás son; B.A.C., CANNA, Bio Bizz, ATAMI, Plagron, BioGreen, Cannabiogen... y muchos más. Todos los sustratos cuentan con descripciones que te ayudarán a identificar cual es el que mejor se adapta a ti y a tus necesidades.

Categorías